ENVIOS GRATIS EN ARGENTINA A PARTIR DE LOS $7000

María Inés Crespo, María Inés Santa Cruz, Platón
Fedro
Losada

Páginas: 216
Formato: 1.5x13.5x21
Peso: 0.3 kgs.
ISBN: 9789500395175

El Fedro es el único de los diálogos de Platón en el que Sócrates se aventura fuera de la ciudad para mantener una conversación filosófica. Compleja y extraña obra dedicada al amor, al alma, a la retórica, y a la filosofía, nos depara casi en cada página situaciones inesperadas, llenas de encanto. El célebre y bellísimo mito que apela la imagen de un atelaje alado de dos caballos, guiados por un auriga, y su ascenso hacia la bóveda celeste donde moran las ideas, describe la naturaleza y destino de las almas, tanto cuando están incorporadas como cuando, libres del cuerpo, viajan por la región supraceleste en compañía de los dioses. Con la pintura del amor, motor de la filosofía, y de la belleza, pasión del alma, se entrelazan la crítica a la retórica y a la escritura. El Fedro muestra de modo ejemplar como Platón se vale magistralmente tanto del recurso persuasivo del mito como del rigor del argumento formal, tanto del juego como de la seriedad. Aunque, contrastadas esas cosas, no solo se complementan sino que se refuerzan mutuamente, cumpliendo cada una su función en la construcción de ese organismo que es el diálogo.

Fedro - Platón

$2.400
Fedro - Platón $2.400
¡Genial! Tenés envío gratis
Envío gratis superando los $8.000
Entregas para el CP:

Envío gratis superando los $8.000

  • Showroom Paraná 123 6to piso, CABA - Atención los días Lunes, Martes y Jueves de 9 a 15 hs.

    Gratis

María Inés Crespo, María Inés Santa Cruz, Platón
Fedro
Losada

Páginas: 216
Formato: 1.5x13.5x21
Peso: 0.3 kgs.
ISBN: 9789500395175

El Fedro es el único de los diálogos de Platón en el que Sócrates se aventura fuera de la ciudad para mantener una conversación filosófica. Compleja y extraña obra dedicada al amor, al alma, a la retórica, y a la filosofía, nos depara casi en cada página situaciones inesperadas, llenas de encanto. El célebre y bellísimo mito que apela la imagen de un atelaje alado de dos caballos, guiados por un auriga, y su ascenso hacia la bóveda celeste donde moran las ideas, describe la naturaleza y destino de las almas, tanto cuando están incorporadas como cuando, libres del cuerpo, viajan por la región supraceleste en compañía de los dioses. Con la pintura del amor, motor de la filosofía, y de la belleza, pasión del alma, se entrelazan la crítica a la retórica y a la escritura. El Fedro muestra de modo ejemplar como Platón se vale magistralmente tanto del recurso persuasivo del mito como del rigor del argumento formal, tanto del juego como de la seriedad. Aunque, contrastadas esas cosas, no solo se complementan sino que se refuerzan mutuamente, cumpliendo cada una su función en la construcción de ese organismo que es el diálogo.