3 CUOTAS SIN INTERÉS EN TODA LA WEB

Pierre Teilhard de Chardin - Francisco Pérez Gutiérrez
Lo que yo creo
Trotta

Páginas: 204
Formato: 1x14,5x23
Precio: $ 3774.00
Peso: 0.326 kgs.
ISBN: 9788481648058

«Tomemos lealmente el Mundo, tal como hoy día se nos presenta a la luz de nuestra razón: no el Mundo de hace cuatro mil años, encerrado en sus ocho o nueve esferas, para el que se ha escrito la teología de nuestros manuales, sino el Universo que vemos emerger orgánicamente de un tiempo y un espacio ilimitados. Desplegu emos ante nosotros esta inmensidad profunda. Y tratemos de entender cómo habrá que modificar los contornos visibles de Cristo para que su figura siga ahora como en otro tiempo invadiéndolo todo, victoriosamente. Este nuevo Cristo (y no la figura anticuada que tal vez hubiéramos deseado conservar artificialmente) es quien va a ser el antiguo y el verdadero Jesús. Sí que le reconoceremos en este signo de una presencia universal» (Pierre Teilhard de Chardin).

Lo que yo creo - Pierre Teilhard de Chardin

$6.856,10
Lo que yo creo - Pierre Teilhard de Chardin $6.856,10
¡Genial! Tenés envío gratis
Envío gratis superando los $12.500
Entregas para el CP:

Envío gratis superando los $12.500

  • Showroom Paraná 123 6to piso, CABA - Atención los días Lunes, Martes y Jueves de 9 a 15 hs.

    Gratis

Pierre Teilhard de Chardin - Francisco Pérez Gutiérrez
Lo que yo creo
Trotta

Páginas: 204
Formato: 1x14,5x23
Precio: $ 3774.00
Peso: 0.326 kgs.
ISBN: 9788481648058

«Tomemos lealmente el Mundo, tal como hoy día se nos presenta a la luz de nuestra razón: no el Mundo de hace cuatro mil años, encerrado en sus ocho o nueve esferas, para el que se ha escrito la teología de nuestros manuales, sino el Universo que vemos emerger orgánicamente de un tiempo y un espacio ilimitados. Desplegu emos ante nosotros esta inmensidad profunda. Y tratemos de entender cómo habrá que modificar los contornos visibles de Cristo para que su figura siga ahora como en otro tiempo invadiéndolo todo, victoriosamente. Este nuevo Cristo (y no la figura anticuada que tal vez hubiéramos deseado conservar artificialmente) es quien va a ser el antiguo y el verdadero Jesús. Sí que le reconoceremos en este signo de una presencia universal» (Pierre Teilhard de Chardin).