ENVIOS GRATIS EN ARGENTINA A PARTIR DE LOS $7000

Claudia Mársico, Marisa Divenosa, Platón
República
Losada

Páginas: 646
Formato: 3.5x14x21
Peso: 0.67 kgs.
ISBN: 9789500393133

Abrir la República es como ser invitado a presenciar una amena charla entre amigos que, además, son hombres comprometidos con los problemas de la sociedad, la justicia, la educación. Tales intereses no pueden sino desencadenar la pregunta por la naturaleza del hombre y del mundo que lo circunda. Así, en el entramado de esta conversación, se da cita todo el imaginario de la Grecia clásica, con sus certidumbres y sus desgarramientos, que en buena medida no dejan de ser los nuestros. Si esta obra se cuenta por derecho propio entre las fundadoras de nuestra tradición cultural, es porque plasma de manera radical el desafío de dar cuenta de la trama en que está inserto el hombre, en su dimensión social e individual. Los males que aquejan a las ciudades son hermanados con los que aquejan a cada hombre, y se explican por su sujeción a lo mudable y caótico. La apuesta de Platón es, en consecuencia, plantar mojones que permitan entender la lógica de lo cambiante a través de la captación de los parámetros estables que lo rigen. Por esta vía, que no es otra que el ejercicio de la filosofía, se abre la posibilidad de asumir una posición activa y propender a cambios que alumbren a hombres plenos en sociedades justas e igualitarias

República - Platón

$3.500
República - Platón $3.500
¡Genial! Tenés envío gratis
Envío gratis superando los $8.000
Entregas para el CP:

Envío gratis superando los $8.000

  • Showroom Paraná 123 6to piso, CABA - Atención los días Lunes, Martes y Jueves de 9 a 15 hs.

    Gratis

Claudia Mársico, Marisa Divenosa, Platón
República
Losada

Páginas: 646
Formato: 3.5x14x21
Peso: 0.67 kgs.
ISBN: 9789500393133

Abrir la República es como ser invitado a presenciar una amena charla entre amigos que, además, son hombres comprometidos con los problemas de la sociedad, la justicia, la educación. Tales intereses no pueden sino desencadenar la pregunta por la naturaleza del hombre y del mundo que lo circunda. Así, en el entramado de esta conversación, se da cita todo el imaginario de la Grecia clásica, con sus certidumbres y sus desgarramientos, que en buena medida no dejan de ser los nuestros. Si esta obra se cuenta por derecho propio entre las fundadoras de nuestra tradición cultural, es porque plasma de manera radical el desafío de dar cuenta de la trama en que está inserto el hombre, en su dimensión social e individual. Los males que aquejan a las ciudades son hermanados con los que aquejan a cada hombre, y se explican por su sujeción a lo mudable y caótico. La apuesta de Platón es, en consecuencia, plantar mojones que permitan entender la lógica de lo cambiante a través de la captación de los parámetros estables que lo rigen. Por esta vía, que no es otra que el ejercicio de la filosofía, se abre la posibilidad de asumir una posición activa y propender a cambios que alumbren a hombres plenos en sociedades justas e igualitarias